alt

 

 

 

 

 

 

Hace unos meses entré en una curiosa sociedad de siglas cuando menos misteriosas: ARP-SAPC. La primera parte, ARP, son las siglas de Alternativa racional a las pseudociencias; y la segunda, SAPC, reza Sociedad para el avance del pensamiento crítico. En los tiempos que corren, la racionalidad es un bien escaso -porque estamos de acuerdo en que es un bien, ¿no?-.

El ejercicio de la crítica es muy denostado. Con suma frecuencia se confunde crítica con ataque personal y parece que cualquier observación que lleve a dudar de una creencia es vista como una carga de profundidad puesta en los pilares de la autoestima. Por eso me gusta ARP-SAPC, porque la crítica se ejerce desde la racionalidad y con argumentos en la mano. Entre los múltiples objetivos de la asociación se encuentra el luchar contra los fraudes pseudocientíficos que como una plaga se reproducen por doquier, por ejemplo, psicoanálisis, homeopatía, osteopatía, ufología, esoterismo, etc.

Me gusta la asociación antes que nada por sus asociados, gente de muy variada procedencia profesional y cultural: físicos, filósofos, matemáticos, ingenieros, filólogos, químicos, psicólogos, profesores de universidad, de instituto, periodistas...

Me gusta su revista, El escéptico, con su versión El escéptico digital, donde analizan en profundidad todo tipo de supercherías pseudocientíficas: el negacionismo en el cambio climático,  la telepatía, la homeopatía, los remedios naturales, la medicina alternativa, la sábana santa, el psicoanálisis, y tantas otras

No dejéis de asistir a Escépticos en el pub, encuentros en los que reconocidas figuras de su campo desenmascaran creencias erróneas y, lo que es aún mejor, a impostores. Por ejemplo, aquí tenéis el vídeo de Andrés Carmona sobre el uso fraudulento de la magia.

{youtube}-RfW8MAiMVE{/youtube}

La lista de correos de la asociación es de las más activas, curiosas y variadas que he visto en mucho tiempo. Hace mucho que no veo tantos correos escritos sin faltas de ortografía y con castellano de tanto nivel, aparte de los temas que suscitan los abonados a la lista.

Un placer estar rodeado de gente que hace un esfuerzo tan grande por someterse a la razón...

Go to top